El Parlamento Europeo ha aprobado la Ley de Inteligencia Artificial, que garantiza la seguridad y el respeto de los derechos fundamentales, pretendiendo que entre en vigor en 2026.

Este texto legal ha marcado unas líneas rojas que prohibirían las siguientes actuaciones:

  •  Sistemas de categorización biométrica que diferenciarían entre creencias religiosas, políticas, orientación sexual o raza.
  •  Extracción no selectiva de imágenes faciales que crearían bases de datos de reconocimiento facial.
  •  Reconocimiento de emociones en el lugar de trabajo y en las instituciones educativas.
  •  Puntuación social basada en el comportamiento o las características personales.
  •  Manipulación del comportamiento humano.
  •  Explotación de vulnerabilidad de las personas, a causa de su edad, discapacidad, situación social o económica.

Asimismo, se establecerán requisitos de transparencia, imponiendo la obligación de operar en conformidad con la legislación de derechos de autor y se exigirá la publicación de las fuentes utilizadas para entrenar a la inteligencia artificial.

En los supuestos de inteligencia artificial genérica como Chat GPT, la Unión Europea implementará normativa específica encaminada a garantizar que el usuario conozca que detrás de esa información no hay una persona.

Por último, haremos referencia al régimen sancionatorio, habiéndose introducido multas que van desde los 7,5 millones de euros o el 1,5% de la facturación anual de la empresa.

En Cobo Serrano Abogados aconsejamos un uso responsable de esta nueva tecnología haciendo un seguimiento actualizado de la normativa en desarrollo para usarla con plena seguridad.

 

Área de Derecho Administrativo – Despacho Cobo Serrano Abogados.
Abogados en Alcázar de San Juan, Ciudad Real.