Legitimación de empresa en impugnación de proceso electoral. Juzgado de lo Social Nº 23 de Madrid,  Autos 304/2014. En la presente sentencia se analiza si existe  legitimación activa de la empresa ante la supuesta falta de interés legitimo en la impugnación del Laudo que resuelve la reclamación efectuada por el Sindicado C.C.O.O. a la resolución de la mesa electoral que declaro nula la candidatura de dicho Sindicato por incumplimiento del art, 71.2.a) del ET.

  En un proceso electoral para la elección de Comité de Empresa, por la Mesa electoral se anuló la candidatura del Sindicato CCOO por incumplimiento del art. 71.2 a) del ET que establece la obligación de la candidatura de estar compuesta, como mínimo, por tantos nombres como puestos a cubrir, toda vez que en dicha candidatura habían renunciado, tras su presentación pero con anterioridad a su proclamación, 3 miembros, lo que a criterio de la Mesa electoral suponía el incumplimiento del precepto citado.

  Frente a esta resolución de la Mesa, el Sindicato C.C.O.O. formuló la oportuna reclamación, y frente a su desestimación formuló demanda de procedimiento arbitral que se resolvió mediante Laudo que estimaba la demanda y declaraba la validez de la candidatura y en consecuencia, el derecho del Sindicato a concurrir a las elecciones.

  Frente a este Laudo por la empresa se formuló demanda de impugnación de Laudo Arbitral, alegando el Sindicato demandado en el acto de juico la imposibilidad de la empresa de formular la demanda en base a la excepción procesal de falta de Legitimación activa del art. 127.3 de la LRJS que establece que la “La impugnación podrá plantearse por quienes tengan interés legítimo, incluida la empresa cuando en ella concurra dicho interés, en el plazo de tres días, contados desde que tuvieron conocimiento del mismo”, con el argumento de que la empresa carece de interés legitimo en un proceso electoral, puesto que el resultado del mismo es indiferente a la empresa, no afectando a esta el sindicato al que pertenecen los miembros del comité de empresa, falta de interese legitimo que acarrea la falta de legitimación para demandar.

  La sentencia reconoce la legitimación activa de la empresa demandante a pesar de la impugnación de los letrados del Sindicato C.C.O.O. toda vez que estima la tesis de la empresa reconociendo la existencia de interés legítimo,  por “constituir interés legitimo de la empresa tener por interlocutores sociales a quien valida y democráticamente representen a los trabajadores…”