Otra Sentencia más que anula por abusiva la cláusula suelo de una hipoteca, obligando a la entidad bancaria a devolver el dinero cobrado de más.

  El actor pedía la nulidad de la cláusula suelo respecto de los intereses, fijada en un 3%, en un préstamo contratado en 2005 que se regía por Euribor más un diferencial de 1.25 puntos.

  El Juzgado de lo Mercantil Nº3 de Oviedo, en Sentencia de 23 de Junio de 2014, ha entendido que la cláusula suelo se inserta en una maraña de información sobre los intereses al mezclarla con el diferencial del préstamo, por lo que aparece como algo “impropio y secundario cuando es determinante de la economía del contrato”, concluyendo en definitiva “que no hay prueba alguna de que el Banco incidiera en la cláusula suelo en su negociación con el consumidor, para que éste fuera perfectamente cabal de lo que estaba contratando y en fin, de cómo iba a devolver el préstamo”.

  El Juzgado condena a la entidad bancaria a la devolución de las cantidades cobradas hasta la fecha de la demanda en virtud de la aplicación de la referida cláusula, con sus intereses legales devengados y las que se hayan pagado con posterioridad en aplicación de la clásula declarada nula.