Los acuerdos de refinanciación y las mediaciones concursales le ganan terreno a los concursos de acreedores, como solución ante una situación de insolvencia.

Así lo acredita los datos publicados ayer por el Registro de Expertos de Economía Forense del Consejo General de Economistas (CGE), que certifican un notable aumento de estos mecanismos preconcursales en 2015, una tendencia que prevé que se mantenga también este año.

El CGE estima que en 2016 se dará una reducción del 20 por ciento anual de los concursos, por lo que el año cerrará con unos 4.000 procedimientos.

Procesos tras la Ley

La homologación judicial de los acuerdos de refinanciación permite la extensión de los efectos del acuerdo, incluso, a los acreedores no conformes con el contenido o que lo hayan suscrito. La mediación concursal, por su parte, supone un acuerdo extrajudicial de pagos con un procedimiento más sencillo y menos costoso.

Desde la entrada en vigor de la Ley 38/2011 de reforma Concursal -en noviembre de 2011- hasta el cierre de 2015, el número de acuerdos de refinanciación homologados judicialmente es de 156. Por comunidades, Cataluña -con 33-, Madrid -con 30-, Galicia -21- y Andalucía -15- fueron las que registraron un mayor número de estos procedimientos.

En todo caso, tras la aprobación del Real Decreto-ley 4/2014, por el que se adoptan medidas urgentes en materia de refinanciación y reestructuración de deuda empresarial, se ha acelerado la aprobación de estos acuerdos. Así, en los últimos 20 meses, el número ha sido de 119 -un 76 por ciento del total-.

El CGE, en todo caso, explica que el número total de acuerdos de refinanciación es mucho mayor que los que finalmente son homologados. Al exigir la ley que estos pactos sean publicados en el Boletín Oficial del Estado muchas empresas “prefieren perder las ventajas que supone homologar sus acuerdos de refinanciación antes que someterse a una supuesta pérdida reputacional” que puede suponer exponer públicamente su situación financiera. Por ello, según explica el informe, resulta imposible saber el número total de este tipo de pactos que se firman en nuestro país.

La figura de la mediación concursal, a pesar de no encontrarse aún muy extendida, experimenta un incremento cada vez mayor. Al cierre del año pasado, su número se acercó a 400, mientras que dos meses antes -a 28 de octubre- la cifra era de 248.

El crecimiento de estos procedimientos se debe, principalmente, al auge de las mediaciones concursales de las personas jurídicas. Los datos indican que éstas suponen alrededor del 90 por ciento del total. “El gran reto es que las mediaciones concursales se extiendan también a micropymes y pequeñas empresas”, aseveran desde el REFOR.

Fuente: El economista.Es