Continúa extendiéndose la mancha sobre la reputación de Volkswagen. Hace pocos días, la empresa alemana admitió que la marca Porsche también está afectada por el llamado ‘dieselgate’. Palabra que ahora se queda corta, porque el fraude ya no es exclusivo de los vehículos diesel, y alcanza también a los coches de gasolina. Según ha confirmado el ministro de Transportes alemán, Alexander Dobrindt, de los nuevos 800.000 vehículos que Volkswagen ha admitido que presentan emisiones “irregulares” de CO2, unos 98.000 cuentan con motores de gasolina.

Fuente : El Confidencial.

 

Volkswagen admitió la semana pasada que otros 800.000 vehículos -de los que 50.000 están en España- con motores más grandes y más potentes también podrían estar afectados por un fraude que ya no solo salpica a los diésel. Hay 98.000 coches de gasolina en el punto de mira.

La firma ya ha dicho que los afectados por el ‘dieselgate’ en España no recibirán ninguna compensación económica. “Ahora mismo la prioridad es aplicar una solución técnica. Empezaremos a llamar a los propietarios a partir de 2016”, aclararon fuentes de la compañía alemana.

Fuente : El confidencial.